Dr. Roberto Gómez Villegas
Urólogo
Agenda tu cita llamando a
01 (744) 488 1341
Cédula Profesional No. 4164196 / Egresado del Centro Médico Nacional 20 de Noviembre ISSSTE Diplomado en Cirugía Laparoscópica Urológica Avanzada / Andrología, Siglo XXI IMSS
Tratamiento de Cálculos por Litotripsia
Litiasis Urinaria (Cálculos renales) La   litiasis   urinaria   es   lo   que   comúnmente   se   conoce   como   piedras   en   la   vía   urinaria.   Es   la   tercera   enfermedad   más común de las vías urinarias tras las infecciones y las alteraciones prostaticas. Los    cálculos    renales    son    estructuras    cristalinas    incluidas    en    una    matriz    orgánica    que    se    forman    en    el    riñón    y posteriormente   migran   a   través   del   uréter   hasta   la   vejiga.   El   70%   de   litiasis   están   constituidas   por   calcio   (26%   oxalato cálcico).   En   menor   proporción   encontramos   las   compuestas   por   fosfato-amonico-magnesico/estruvita   (10-15%),   por ácido urico (5-10%) y por cistina (2%). ¿Qué puede producir las piedras en el riñón o la vía urinaria? Aunque su patogenia no es bien conocida, hay factores que intervienen en su formación, como son: a)   La   Saturación:   La   sobresaturación   de   sales   litogenas   puede   originar   cálculos.   Los   factores   que   determinan   el   límite de    solubilidad    de    estas    sales    son    el    pH    urinario,    la    temperatura    y    la    concentración    de    la    sal.   Al    aumentar    la concentración   de   una   sustancia,   la   orina   no   puede   mantenerla   en   solución   y   se   inicia   la   nucleación   del   cristal   que   ira aumentado de tamaño; al unirse varios núcleos se constituye el calculo. b)   Inhibidores   de   la   cristalización:   Son   sustancias   orgánicas   o   inorgánicas   presentes   en   la   orina,   que   se   unen   a   los iones   formando   complejos   solubles,   que   inhiben   o   retardan   la   cristalización.   Su   déficit   favorece   la   formación   de cálculos. c)   Alteración   del   pH   urinario:   Las   variaciones   del   pH   urinario   pueden   influir   en   la   formación   de   determinados   tipos   de cálculos. El pH ácido favorece los cálculos de ácido urico y el pH alcalino los de fosfato-amonico-magnesico. d)   Disminución   del   volumen   urinario:   La   reducción   del   volumen   de   orina   (por   escasa   ingesta   de   líquidos,   exposición solar,   ejercicio   físico   intenso)   favorece   la   cristalización   al   aumentar   la   concentración   de   las   sales.   El   estasis   urinario favorece el crecimiento del núcleo primitivo. e) Otros factores como son: excesos en la alimentación, transtornos metabólicos e infecciones urinarias. ¿Qué síntomas puede producir la litiasis urinaria?   Las   formas   de   presentación   clínica   en   la   litiasis   renal   son   variables   dependiendo   del   tamaño,   composición   y   de   la situación de los cálculos en el aparato urinario. Algunos pueden pasar desapercibidos. ·   Cólico   nefrítico:   dolor,   a   veces   muy   intenso,   que   se   produce   por   el   taponamiento   de   la   salida   de   orina   del   riñón,   que aparece   en   la   zona   lumbar   ó   espalda   baja   y   se   irradia   hacia   el   abdomen   anterior   y   hacia   los   genitales.   Es   un   dolor intermitente,   inquietante,   que   se   asocia   a   nauseas,   vómitos,   sudoración   y   sensación   de   hinchazón   abdominal.   No   suele dar fiebre. ·   Hematuria:   es   la   aparición   de   sangre   en   la   orina.   Puede   ser   visible   a   simple   vista   o   no.   Se   produce   por   las   lesiones que produce el cálculo en su paso por la vía urinaria. · Infecciones de orina: los cálculos renales pueden ser causa o consecuencia de infecciones frecuentes de la orina. El   diagnóstico   de   litiasis   urinaria   se   hace   con   base   en   la   historia   médica   y   exploración   física   completa.   El   médico solicitará   análisis   de   sangre   para   valorar   la   función   del   riñón   y   la   concentración   de   ciertos   electrólitos   y   minerales disueltos   en   la   sangre.   También   puede   solicitar   un   análisis   de   orina   (análisis   de   una   pequeña   muestra   de   orina   en busca   de   una   infección   y   de   sangre)   y   puede   pedir   al   paciente   que   recoja   la   orina   de   24   horas   (para   un   examen   en busca   de   sustancias   asociadas   a   litiasis   renal).   Además,   puede   solicitar   una   tomografía   computarizada   (TC)   del abdomen   o   una   radiografía   o   ecografía   abdominal,   para   localizar   el   cálculo   y   descartar   otras   posibles   causas   de   los síntomas. Tratamientos para tratar la Litiasis Urinaria El   tratamiento   inicial   incluye   analgésicos   y   líquidos   por   vía   oral   o   intravenosa   para   favorecer   la   eliminación   del   cálculo por la orina. Aproximadamente   el   90%   de   la   litiasis   van   a   resolver   espontáneamente   dentro   de   las   tres   a   seis   primeras   semanas. Algunos   tipos   de   cálculos   pueden   a   veces   requerir   disolución   utilizando   ciertos   medicamentos,   sin   embargo   los   litos   que contienen calcio (la variedad más frecuente) no pueden ser disueltos. Los   cálculos   deberían   ser   removidos   siempre   que   se   acompañen   de   infección,   obstrucción   o   falla   renal.   Cuando   la remoción   resulta   necesaria   existen   diferentes   métodos   disponibles.   El   método   de   elección   va   a   depender   del   tamaño, localización y tipo de cálculo. ·   Litotripsia   (litotripsia   extracorpórea   por   ondas   de   choque):   mediante   la   aplicación   de   ondas   de   choque,   se   tritura   el cálculo renal, permitiendo su eliminación con la orina. Es una intervención que no requiere cirugía. ·   La   llamada   técnicamente   nefrolitotomía   percutánea,   que   consiste   en   la   extracción   del   cálculo   a   través   de   una   pequeña incisión en la zona lumbar. ·   Por   medio   del   ureteroscopio,   tubo   largo   y   fino   que   se   introduce   a   través   de   la   uretra,   vejiga   de   la   orina   y   uréter,   se llega hasta la ubicación de la piedra para pinzarla y extraerla. En   función   de   la   causa   del   cálculo,   el   médico   puede   prescribir   diferentes   medicamentos   y   sugerirle   aumentar   la   ingesta de líquidos (más de 2 litros diarios) junto a cambios en la dieta para impedir una recurrencia.
Dr. Roberto Gómez Villegas / Médico Urólogo Especialista con Consultorio en Acapulco Hospital Farallón / Acapulco, Guerrero
Consultorio en el HOSPITAL FARALLON Piso 7, Consultorio No.12, Acapulco, Gro.
Tratamiento de Cálculos por Litotripsia
Litiasis Urinaria (Cálculos renales) La   litiasis   urinaria   es   lo   que   comúnmente   se   conoce   como piedras   en   la   vía   urinaria.   Es   la   tercera   enfermedad   más común    de    las    vías    urinarias    tras    las    infecciones    y    las alteraciones prostaticas. Los   cálculos   renales   son   estructuras   cristalinas   incluidas en    una    matriz    orgánica    que    se    forman    en    el    riñón    y posteriormente   migran   a   través   del   uréter   hasta   la   vejiga. El    70%    de    litiasis    están    constituidas    por    calcio    (26% oxalato   cálcico).   En   menor   proporción   encontramos   las compuestas   por   fosfato-amonico-magnesico/estruvita   (10- 15%), por ácido urico (5-10%) y por cistina (2%). ¿Qué   puede   producir   las   piedras   en   el   riñón   o   la   vía urinaria? Aunque   su   patogenia   no   es   bien   conocida,   hay   factores que intervienen en su formación, como son: a)   La   Saturación:   La   sobresaturación   de   sales   litogenas puede   originar   cálculos.   Los   factores   que   determinan   el límite   de   solubilidad   de   estas   sales   son   el   pH   urinario,   la temperatura   y   la   concentración   de   la   sal.   Al   aumentar   la concentración    de    una    sustancia,    la    orina    no    puede mantenerla   en   solución   y   se   inicia   la   nucleación   del   cristal que   ira   aumentado   de   tamaño;   al   unirse   varios   núcleos   se constituye el calculo. b)     Inhibidores     de     la     cristalización:     Son     sustancias orgánicas   o   inorgánicas   presentes   en   la   orina,   que   se unen    a    los    iones    formando    complejos    solubles,    que inhiben   o   retardan   la   cristalización.   Su   déficit   favorece   la formación de cálculos. c)    Alteración    del    pH    urinario:    Las    variaciones    del    pH urinario   pueden   influir   en   la   formación   de   determinados tipos   de   cálculos.   El   pH   ácido   favorece   los   cálculos   de ácido    urico    y    el    pH    alcalino    los    de    fosfato-amonico- magnesico. d)    Disminución    del    volumen    urinario:    La    reducción    del volumen    de    orina    (por    escasa    ingesta    de    líquidos, exposición    solar,    ejercicio    físico    intenso)    favorece    la cristalización   al   aumentar   la   concentración   de   las   sales.   El estasis     urinario     favorece     el     crecimiento     del     núcleo primitivo. e)   Otros   factores   como   son:   excesos   en   la   alimentación, transtornos metabólicos e infecciones urinarias. ¿Qué síntomas puede producir la litiasis urinaria?   Las   formas   de   presentación   clínica   en   la   litiasis   renal   son variables   dependiendo   del   tamaño,   composición   y   de   la situación   de   los   cálculos   en   el   aparato   urinario.   Algunos pueden pasar desapercibidos. ·    Cólico    nefrítico:    dolor,    a    veces    muy    intenso,    que    se produce   por   el   taponamiento   de   la   salida   de   orina   del riñón,   que   aparece   en   la   zona   lumbar   ó   espalda   baja   y   se irradia   hacia   el   abdomen   anterior   y   hacia   los   genitales.   Es un    dolor    intermitente,    inquietante,    que    se    asocia    a nauseas,   vómitos,   sudoración   y   sensación   de   hinchazón abdominal. No suele dar fiebre. ·   Hematuria:   es   la   aparición   de   sangre   en   la   orina.   Puede ser    visible    a    simple    vista    o    no.    Se    produce    por    las lesiones   que   produce   el   cálculo   en   su   paso   por   la   vía urinaria. ·   Infecciones   de   orina:   los   cálculos   renales   pueden   ser causa   o   consecuencia   de   infecciones   frecuentes   de   la orina. El   diagnóstico   de   litiasis   urinaria   se   hace   con   base   en   la historia   médica   y   exploración   física   completa.   El   médico solicitará   análisis   de   sangre   para   valorar   la   función   del riñón   y   la   concentración   de   ciertos   electrólitos   y   minerales disueltos   en   la   sangre. También   puede   solicitar   un   análisis de   orina   (análisis   de   una   pequeña   muestra   de   orina   en busca   de   una   infección   y   de   sangre)   y   puede   pedir   al paciente   que   recoja   la   orina   de   24   horas   (para   un   examen en    busca    de    sustancias    asociadas    a    litiasis    renal). Además,   puede   solicitar   una   tomografía   computarizada (TC)     del     abdomen     o     una     radiografía     o     ecografía abdominal,    para    localizar    el    cálculo    y    descartar    otras posibles causas de los síntomas. Tratamientos para tratar la Litiasis Urinaria El   tratamiento   inicial   incluye   analgésicos   y   líquidos   por   vía oral    o    intravenosa    para    favorecer    la    eliminación    del cálculo por la orina. Aproximadamente    el    90%    de    la    litiasis    van    a    resolver espontáneamente    dentro    de    las    tres    a    seis    primeras semanas.    Algunos    tipos    de    cálculos    pueden    a    veces requerir   disolución   utilizando   ciertos   medicamentos,   sin embargo   los   litos   que   contienen   calcio   (la   variedad   más frecuente) no pueden ser disueltos. Los    cálculos    deberían    ser    removidos    siempre    que    se acompañen     de     infección,     obstrucción     o     falla     renal. Cuando   la   remoción   resulta   necesaria   existen   diferentes métodos     disponibles.     El     método     de     elección     va     a depender del tamaño, localización y tipo de cálculo. ·     Litotripsia     (litotripsia     extracorpórea     por     ondas     de choque):   mediante   la   aplicación   de   ondas   de   choque,   se tritura   el   cálculo   renal,   permitiendo   su   eliminación   con   la orina. Es una intervención que no requiere cirugía. ·   La   llamada   técnicamente   nefrolitotomía   percutánea,   que consiste    en    la    extracción    del    cálculo    a    través    de    una pequeña incisión en la zona lumbar. ·   Por   medio   del   ureteroscopio,   tubo   largo   y   fino   que   se introduce   a   través   de   la   uretra,   vejiga   de   la   orina   y   uréter, se   llega   hasta   la   ubicación   de   la   piedra   para   pinzarla   y extraerla. En    función    de    la    causa    del    cálculo,    el    médico    puede prescribir   diferentes   medicamentos   y   sugerirle   aumentar la   ingesta   de   líquidos   (más   de   2   litros   diarios)   junto   a cambios en la dieta para impedir una recurrencia.
Dr. Roberto Gómez Villegas
Urólogo
Consultorio en el HOSPITAL FARALLON Piso 7, Consultorio No.12, Acapulco, Gro.
Agenda tu cita llamando a
01 (744) 488 1341
Dr. Roberto Gómez Villegas Médico Urólogo Especialista con Consultorio en Acapulco Hospital Farallón / Acapulco, Guerrero